Carta de una enamorada (2)

noviembre 28th, 2017|

Hace dos años me senté con el mismo reto que me pongo hoy por delante y sí sigo sintiendo vértigo al ponerme delante del papel y tener que desnudar mi alma y mis sentimientos pero con una diferencia y es que, ya no soy la misma desde la primera carta.

Aquellas palabras que escribí hoy siguen resonando en mi cabeza, pero como bien he dicho antes yo ya no soy la misma y es que el tiempo cambia, nos transformamos y seguimos avanzando… Seguro que alguno de vosotros ya os estáis preguntando ¿ha dejado de estar enamorada? ¿se ha roto la magia? ¿qué quiere decirnos con estas palabras de que ya no es la misma? Pues para todo hay una respuesta.

En estos dos años como toda enamorada he pasado por diferentes etapas, algunas mejores, otras regulares, de crisis… pero a fin de cuenta etapas que suman y no restan, tanto es así que el amor también madura, se vuelve más consciente y llega justo a ese momento en el que te preguntas si sigues, te paras o lo dejas. Palabras duras, ¿verdad?

Madurar, cambiar, transformar, suena a veces a miedo y a incertidumbre, a tener que volver a reformular en tu cabeza las preguntas que antes contestábamos sin pensar, pero también suenan a reto, a nuevas metas, sueños y fe, esa palabra que sigue quedando escondida y que de vez en cuando hay que ponerla encima de la mesa.

Cuando escuchamos palabras como Dios, Jesús, Evangelio, es como si se nos cortara la respiración de repente, como si el pánico nos fuera a invadir de un momento a otro y de repente cuando te paras a pensarlo es como calma y paz interior, pues bien como enamorada tengo [...]