Hace unos días (del 13 al 15 de abril) tuvo lugar en el Colegio Santa Catalina de Sena de Madrid el II Encuentro Nacional de Jóvenes de centros escolares de Familia Dominicana.

çBajo el lema Descúbrete en Blanco y Negro se dieron cita alrededor de 200 jóvenes de entre 15 y 17 años, acompañados de profesores, monitores, hermanas y frailes. Este encuentro se organiza desde Pastoral Juvenil, en donde todas las ramas de Familia Dominicana estamos implicados. En nuestro caso no podía ser distinto, el MJD participa en la Pastoral Juvenil de la Orden, y de esta manera colaboramos también en este encuentro para los más “pequeños” de nuestra familia.

El encuentro, como los nuestros, comenzaba con grupos y grupos… y más grupos de jóvenes llegando al colegio, algunos habían tenido oportunidad de conocerse en el bus, otros miraban tímidamente a ver si había llegado alguien que fuera ya conocido, y así poco a poco se fueron juntando todos en el patio del colegio, ¡cuánta gente!

Comenzamos con una dinámica para romper el hielo y una breve presentación de cada grupo. Así fueron presentándose los grupos llegados desde Cataluña, Zaragoza, Oviedo, Canarias, Sama, Madrid, Gijón, Granada, Tudela, Albacete, León, .… sin duda la palma se la llevaron los de Jerez, quienes no dudaron en sacar guitarra y cajón y hacer una animada presentación.

El reto de colocarnos todos y dormir en las clases se superó rápidamente, en los pasillos había mucha alegría, y costó un poco irnos a dormir, pero había que preparase para el sábado, que fue un día intenso de actividades. Desde el MJD preparamos un Lip dub, con idea de tener un rato distendido entre el espectacular taller de Félix Hernández OP sobre la vida de Santo Domingo y la gynkana de talleres “en blanco y negro” que nos esperaba por la tarde. Fue un rato bastante divertido, entre el explicar lo que pretendíamos con la actividad, repartir los grupos, colocarnos por el patio, intentar que cada uno hiciera una pequeña coreografía para el paso de la cámara, quienes tenían más vergüenza y quienes eran más animados… al final fue una actividad divertida y de hacer equipo, que a fin de cuentas también se trataba de sacar algo útil de ella.

Durante la gynkana de talleres también colaboramos. Había 16 talleres preparados simultáneamente, y cada grupo tenía 20 minutos para sacar partido a cada uno de ellos. Así que la tarde fue un “desfilar” de grupos intentando hacer acrósticos (en el caso del taller en el que echamos una mano) con los 4 valores dominicanos.

Como todo encuentro, terminamos con la celebración de la Eucaristía el domingo por la mañana. Impresionante ver como tanta gente joven, venida de tantos sitios y en un tiempo tan corto fueron capaces de implicarse y hacer un único grupo. Mucha alegría el ver a jóvenes, algo más jóvenes que nosotros, ya implicados – a su nivel – en sentido dominicano.

encuentropjv_2

A pesar de que el encuentro iba dirigido a ellos, también hubo una importante parte “paralela” en la que hicimos muy buen equipo todos los integrantes de pastoral juvenil. Sin duda es muy enriquecedor el colaborar “codo con codo” con las hermanas de tantas congregaciones y con nuestros queridos frailes, nos da una mejor perspectiva de lo que realmente es ser parte de esta familia, la Dominicana.

Ahora nos toca plantearnos, ¿de qué maneras podemos contribuir a la continuidad de estos jóvenes en Familia Dominicana? Desde el MJD, cada grupo, cada uno, ¿podemos ser una referencia para su crecimiento a nivel de fe? ¿Cómo nos hacemos presentes?

 

firma-monicaemuna