Hace 5 años conocí a una persona que está muy relacionada con los Dominicos, esa persona me daba clase de Religión y de Ética. Todavía me acuerdo de que en Ética uno de los trabajos que mandó estuvo relacionado con la Declaración de Derechos Humanos.

Yo creo que a partir de ese momento comenzó mi vocación para estudiar Derecho y dedicar parte de mi vida a intentar cambiar el mundo desde la legalidad, a defender los derechos de las personas e intentar que la Justicia sea “justa” y no esté politizada.

Este verano al conocer al grupo al que pertenece esta persona y permitirme realizar con ellos el voluntariado reafirmó en mí esa vocación y la motivación por la defensa del más débil.

Los niños son los seres más vulnerables que existen y además son personas muy sensibles al afecto.

Creo que la Declaración de los Derechos del Niño ha sido uno de los pilares más importantes de la Justicia y tenemos que luchar porque se respeten. Los niños de hoy son los adultos del mañana y todos los adultos manifestamos las vivencias de alguna u otra manera que hemos tenido en nuestra niñez.

Yo me comprometo desde mi profesión y mi vida a intentar que se respeten.

<strong>Bea Riquelme</strong>
Bea RiquelmeBaobab

cartel_derechos_ninos