Cuando pierdas la ilusión por algo piensa en qué fue lo que te llevó a hacer ese “algo” e intenta recuperar esas sensaciones. Aquí se presenta un relato inconcluso, ¡termínalo!

Desde aquí es posible descargar el documento.