Encuentro MJD febrero 2014.

En el atrayente mundo de la compasión humana y de Dios nos vimos inmersos durante el fin de semana pasado. Caras nuevas, otras no tanto, siempre empatizando desde el primer instante, sintiendo que el Señor nos hizo estar ahí en ese momento y que nacimos para estar juntos.

El Señor es compasivo y misericordioso, ¿cuántas veces habremos oído esto? Y es cierto, lo es. Así se nos muestra en el Nuevo Testamento, Jesús es benévolo, es tierno, sufre con el que sufre, e incluso llora.

La compasión tiene diversas acepciones, unas veces entendida incluso como fuerza de debilidad… el tierno es el fuerte,  menuda paradoja si lo pensamos en pleno siglo XXI, donde el fuerte impera y el débil es apartado. En otras como piedad, ternura, algo que sale de muy dentro de nuestro ser y,  en otras, como amor y/o amistad.

Así, abrí mi mente a todos esos conceptos y, aún más, abrí las puertas de mi alma de par en par. Me dejé llevar por tanto bueno, por todo aquello que afloró esos días. La compasión, la ternura, la fraternidad, la ayuda ante los que lo necesitaban. Si quieres que te ayuden, ayuda, si quieres que te quieran, quiere. Querámonos, ayudémonos, vivámonos… disfrutemos de todos y cada uno de nosotros porque es así como llegaremos a dar a conocer la Palabra de Dios. Es así como enseñaremos al mundo que Dios hecho hombre fue el ser más empático y compasivo que ha pisado la faz de la Tierra.

A los más necesitados mirémosles de igual a igual, sin alzar la cabeza pero tampoco mirando al suelo. Pensemos que en cualquier ocasión podemos formar parte de los marginados por la sociedad y, como siempre, no trates a nadie como no quisieras que te trataran a ti.

Comprometámonos principalmente con nosotros mismos y después con los demás. Fuera prejuicios, fuera miedos, más miradas, más cercanía, toquémonos, sintamos el calor humano, oremos, hermanos, oremos y… tengamos paciencia.

Y recordad, en la vida hay tres opciones: huir, ser espectador o comprometerse. ¿Cuál eliges tú?

<strong>Esther Valverde</strong>
Esther ValverdeMiembro del MJD