No es la primera vez que este espacio es ocupado por un miembro del Grupo Espiga (anteriormente lo hicieron Javi y Álex), pero hoy lo hago yo con una buena noticia: el Movimiento Juvenil Dominicano tiene a 13 nuevos remeros de Sagunto.

encontrarse_enelcaminoWild (Jean-Marc Vallée, 2014)

Hace ya más de un año del primer encuentro al que asistí y en el que se trataba el tema de la compasión dominicana. Observé con emoción que el camino de Grupo Espiga (y por supuesto, el mío), era el de muchos otros grupos de jóvenes de todo el Estado en movimiento que querían cambiar el mundo, y lo querían hacer a la manera de Domingo. Un camino en el que siempre habíamos estado todas, pero sin percatarnos de nuestras compañeras de viaje. ¡Qué bien habernos encontrado!

Poco a poco, el Grupo Espiga ha ido conociendo la maquinaria del Movimiento y del resto de Familia Dominicana: hemos tenido la suerte de conocer a laicos y religiosos que nos han dado la oportunidad de vivir nuestra Fe con otras comunidades y hemos hecho buenos amigos que ahora –por fin– son familia.

Y de eso trata nuestro ingreso en el MJD, ya no queremos participar en las actividades del Movimiento, sino que queremos ser Movimiento –incesante, incansable y constructivo–. En este último encuentro, que tenía por título Conéctate, Sor Rocío empezó su taller diciendo que la espiritualidad se vivía con los demás desde el principio y hasta el fin, y en esas estamos: después de un fin de semana hermoso, no me queda más que reafirmar mi ilusión por pertenecer a esta Familia y compartir mi Fe con cada una de vosotras.

Con la ilusión del que pertenece a algo nuevo que conoce, pero aún le queda mucho por descubrir, empezamos, 12 compañeras y yo, nuestra andadura en el MJD, del que esperamos aprender mucho y aportar más.

Al principio de este artículo me he referido a nosotros como remeros. Ha sido la metáfora más ingeniosa que se me ha ocurrido (imaginad el resto) para decir que estamos entusiasmados por salir y cambiar el mundo desde el Movimiento Juvenil Dominicano. Comencemos, por ejemplo, por acabar de leer este artículo.

Álvaro García Devís
Álvaro García DevísGrupo Espiga