Todos estamos invitados a participar en el banquete del Reino que nos ofrece Dios; en el banquete de la fiesta de la fraternidad. ¿Queremos participar?

Desde aquí es posible descargar el documento.