MJD, o lo que es lo mismo, Movimiento Juvenil Dominicano, movimiento que recorre el

mundo entero, teniendo grupos en grandes ciudades de España como pueden ser Valencia,

Madrid o Sevilla.

 

Yo, personalmente he tenido la suerte de adentrarme en él gracias a uno de los encuentros

más especiales como es el ‘Campo de trabajo’, experiencia que repetiría una y mil veces

más, completamente recomendado.

 

Para mí, formar parte de este movimiento ha supuesto un gran cambio en mi vida. He de

confesar que antes no es que estuviera pasando por mis mejores momentos en cuanto a la

fe respecta y gracias al MJD he podido aclarar mis dudas, descubrir otra manera de vivirla

y encontrar mi sitio, por así decirlo, en el mundo cristiano.

 

Para resumir, podría definir MJD con unas cuantas palabras, estando segura de dar una

buena definición y sin dejarme nada atrás, pues ahí van: comunidad, entrega, felicidad,

solidaridad, familia y magia entre otras. En definitiva, es como esas pequeñas cosas que te

cambian, te cambian por dentro, te mueven y te hacen mejor persona y aseguro que todos

estos cambios son para bien.

 

<strong>Desirée Lebrato</strong>
Desirée LebratoSevilla