No sé si este año he sido tan bueno como debería, pero estoy seguro que no tanto como lo he podido ser. Por eso esta vez os voy a pedir algo distinto, algo útil de verdad. Tres cosas que espero que sus Majestades tengan a bien concedérmelas.

La primera es un gran marco de fotos. En él quiero guardar todos esos recuerdos que hacen de mi grupo, Endavant, esa comunidad tan fantástica en la que tengo la suerte de pertenecer. No todo el marco estará lleno, ni siquiera una cuarta parte, pues nos queda mucho camino que recorrer juntos y un montón de buenos recuerdos por atesorar.

El segundo regalo es un teléfono móvil. Uno pequeño y práctico, con cobertura en todo el mundo. La batería tiene que durarle semanas, ya que he de poder usarlo siempre. Debe tener línea directa con el Señor, las 24 horas del día.  Unas veces llamaré a dar las gracias, otras a pedir consejo, otras frustrado en busca de respuestas y otras en busca de paz.

Y por último os pido un cuaderno, uno que pueda llevar al lado del teléfono. Lo necesito para poder apuntar todo aquello que me fascina del mundo. Puede ser una reflexión a la que quiera darle vueltas, un acto de mí día a día donde pueda ver a Dios, el nombre de un libro que quiero leer, algo que quiero decirle a otra persona o  una lección que quiera aprender.

Todo esto os pido para que me ayudéis en mi rutina como cristiano y dominico. No permitáis que me olvide de las ventajas de compartir mi fe en comunidad, ni de la importancia de la plenitud alcanzada con la oración, ni tampoco que deje de amar el estudio del mundo, de mi fe en Cristo y en los que me rodean. No permitáis que la pereza, la incertidumbre, el conformismo o la pasividad eviten que pueda seguir desarrollando estos aspectos y cuando traten de apartarme, pueda fijarme en ese cuadro, pueda descolgar el teléfono o pueda releer apuntes pasados para comprender que el esfuerzo, realmente vale la pena.

Muchas gracias y buen viaje.

 

<b>Josele Juan</b>
Josele JuanEndavant