Hace un tiempo unos buenos amigos me pidieron que escribiera para la web; durante días, semanas y meses no sabía que plasmar, hasta que llegó mi tiempo de reflexión en Semana Santa…pensé, me hice preguntas y llegué a la conclusión de porqué una joven de 20 años decide estudiar cómo tratar una enfermedad, de la cual su nombre nos atemoriza a todos…CÁNCER. La respuesta la encontré en otra pregunta, ¿ser del montón o no ser? No hice especial hincapié en ella si no que llegué a una idea, ser feliz mientras doy parte de mi vida a los demás, así llegaría a encontrar mi felicidad y ser yo misma…estudiar algo para dedicarme toda mi vida a ellos, a enfermos, pero enfermos oncológicos. Es muy grato sentir todos los días una inmensa alegría que recorre tu cuerpo al ver una sonrisa en la mayoría de los rostros, sonrisas que son difíciles de sacar pues sus corazones están heridos o lo han estado, pero en muchos ahora laten con más fuerza que nunca. Los que me conocen, saben bien lo que digo, plasmar mis sentimientos encontrados es difícil, muy difícil pero ahora mi rostro está iluminado porque sé que estoy contribuyendo a la felicidad de una persona enferma y les ayudamos a sacar fuerzas de donde no piensan que las hay. Sí, sé que es difícil entender a una joven que se quiera dedicar a este mundo, pero la gratificación que una se lleva todos los días al volver a casa…eso no se cambia por nada…y así de simple quiero que sea mi futuro…porque en este mundo de hoy, aún hay jóvenes inquietos.

Para todos aquellos que tenemos ángeles en el cielo que nos cuidan y nos guían en nuestro camino de la vida junto a Dios, porque tengo la certeza que cuando lleguemos a su lado, nos enseñarán a volar, a volar más alto como nunca lo hicimos…

“Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que confían en el Señor tendrán nuevas fuerzas, volarán como las águilas; correrán, y no se cansaran; caminarán, y no se fatigarán”

Isaías 40: 29-31

<strong>Carla del Amo</strong>
Carla del AmoBaobab