Hace ya cinco meses que nos encontramos de misioneros con la ONG Selvas Amazónicas en Santo Domingo. Hemos vivido muchas experiencias pero, sin lugar a dudas el COVID-19 ha azotado nuestras vidas en la capital de República Dominicana. Así es como, junto con las monjas Misioneras Dominicas del Rosario iniciamos una campaña de recogida de fondos con la finalidad de mitigar los efectos del COVID-19 en los barrios más pobres y llevar paquetes de alimentos a las familias.

Ha sido increíble la acogida que ha tenido la propuesta y como se ha volcado todo el mundo, especialmente desde España. Así que, podemos anunciaros que en tres días hemos recogido 8.450€. Esto ha supuesto un gran cambio en nuestra idea inicial, ya que hemos podido aumentar la calidad y cantidad de alimentos en cada paquete familiar, alcanzar a más población e incluso poder hacer más de un reparto.

En la primera entrega se pudo realizar bolsas de alimentos para 90 familias de diferentes barrios dentro del sector de Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte, distribuidos en tres puntos. Estas personas recogieron las bolsas con ilusión y agradecimiento. Son familias que no tienen ingresos, ahorros, ni están recibiendo ayudas por parte del gobierno. Cada bolsa contenía gran cantidad de alimentos básicos para que las familias pudieran subsistir en buenas condiciones, con un importe de 35,50€ cada una.

La segunda entrega de bolsas de alimentos fue en el barrio de La Zurza en Santo Domingo, en la escuela Solher con la que colaboramos. Entregamos 65 bolsas de alimentos para las familias y alumnos que forman parte de la escuela. La Zurza es uno de los sectores más desfavorecidos de Santo Domingo: familias que viven hacinadas, sin electricidad, ni agua y en extrema pobreza.

Y por último, la tercera y última entrega de la campaña de alimentos. Dado la gran cantidad de familias necesitadas del sector Sabana Perdida, repetimos la zona en este reparto. Entregamos 97 bolsas de alimentos y pudimos añadir, además, 250 mascarillas para la protección y el cuidado de las personas de estos barrios.

En total, en estas tres entregas hemos podido llegar a 252 familias gracias al apoyo de todos vosotros en la distancia. Muchísimas gracias porque ha sido posible ver caras de esperanza en aquellos que más lo necesitaban.